Como manejar el estrés en tiempo de crisis laboral



Perder el empleo es una de las pérdidas consideradas más importantes en la vida de un ser humano.


Uno de los factores que hacen que el nivel de estrés sea muy alto es ver cómo pasan los días  sin que nosotros podemos hacer nada más que continuar con nuestra búsqueda de empleo, lo que puede hacer que nos veamos a nosotros mismos como personas sin posibilidades de encontrar trabajo.


 Os dejo algunas sugerencias en diferentes ámbitos de nuestra vida que nos ayudarán a paliar la ansiedad provocada por esta situación y levantar nuestro ánimo. Todo ello potenciará nuestra motivación y nos pondrá manos a la obra para seguir con nuestra tarea más importante: la búsqueda de empleo:

1.- Organización


Organiza tu agenda.

En tiempos de crisis, es necesario manejar de forma efectiva y real nuestros recursos, tanto económicos, de tiempo como nuestros  contactos. Si no nos organizamos caeremos en la desidia, la pereza, la apatía e incluso en la tristeza más absoluta, nos inundarán sentimientos de pesimismo y podríamos caer en una  depresión.  

Quedarse en pijamas solo nos  hará sentirnos  desubicados y sin atisbos de  salida alguna. Las personas organizadas pueden ver con más claridad su situación y sacar provecho a sus recursos.

Organice nuestra  agenda y ruta de búsqueda. ¿Y cómo lo hacemos, por donde empezamos?:

  • Enfrentarse al trabajo más duro primero.

  • Trata un tema a la vez. Mejor de uno a uno, para que no nos bloqueemos y mantengamos nuestra atención focalizada.

  • Gestiona el tiempo y el calendario. Cuanto más orden en nuestras vidas más eficaz será nuestro esfuerzo diario.

  • Ayudar a alguien y sonríe. Nuestra colaboración con los demás beneficia a todos incluso a nosotros mismos.

  • Disfrutar el momento, las pequeñas cosas que la vida nos ofrece, disfrutar con los que tenemos más cera.

2.- Bienestar físico:


Debemos ser disciplinados con  todos nuestros hábitos físicos para cuidarnos tanto a nivel externo como interno.

Implementar una actividad física, pasear por nuestra ciudad, hasta subir y bajar escaleras etc., no es suficiente. Organizar  nuestro horario  mañanero o vespertino y fomentar una rutina de ejercicios y hábitos saludables:


1.- ¡Cuidado con el aspecto físico!:

  • Observar  nuestros hábitos de aseo personal como si cada día fuera a impresionar a alguien con su apariencia. El primero al que debe causar una buena impresión es a usted mismo y, créamelo, esto se proyecta a los demás.
  • Mejorar nuestra imagen, la ropa bien limpia, planchada y combinada, no hace falta comprar ropa nueva, seguro que tenemos suficiente con lo que hay en nuestro armario.
  • El estrés y la ansiedad  combinado con un aspecto físico desarrapado  es  desalentador. Disminuya su  ansiedad, con ejercicios  de relajación, yoga o meditación.

2.- ¡Cuidado con la alimentación!

  • Mire lo que come, comer es muy diferente a alimentarse.
  • Evite a toda costa la comida basura. Afectara a sus  energías y sobre todo a su bolsillo, y en estos tiempos, no estamos como para derrochar.
  • Aliméntese bien, preocúpese por buscar información sobre alimentos saludables y que le den energía. La comida rápida  solo le  inflará y contaminará.

3.- ¡Cuidado con las malas  rutinas diarias!:

  • Nos levantaremos siempre antes de las 9.00 de la mañana,  eliminando la apatía de nuestros hábitos. Llene su corazón y su mente de palabras con poder. No se quede en la cama ni para pensar, escuchar  la radio o estar conectado con el ordenador.
  • No encienda la televisión, es el mejor roba tiempo que conozco. Nos quita nuestro mejor tesoro: el tiempo, nuestra vida, nuestra libertad. Y a cambio no nos ofrece demasiado.
  • Duerma bien, y descanse. Desvelado no podrá pensar, y por estar con los ojos abiertos toda la noche o devorándose cuanto programa haya en la televisión, su ansiedad no disminuirá, será peor. Debe estar descansado para pensar sus estrategias y empezar  cada día lleno de energía.

4.- ¡Cuidado con el sedentarismo!:

  • Practique algún ejercicio o simplemente una caminata vigorosa de unos cuarenta minutos. Esto tan simple causará  efectos fabulosos a pesar de estar desempleado.
  • Saque a su perro, vaya a acompañar a sus hijos al colegio, aproveche a salir con su pareja de paseo por su ciudad.
  • Practique algún ejercicios, bicicleta, correr, paseos, ejercicios de  de yoga o meditación como apuntaba anteriormente son excelentes para reducir la ansiedad.

3.-Bienestar social


Evite aislarse en su casa.

En estos momentos de desempleo uno se siente triste, apático, sin ganas de hacer nada, cansado emocionalmente, nuestra ansiedad aumenta y parece volverse todo gris. Depende de nosotros no dejarnos arrastrar a esta situación que no nos favorece ni nos ayudará a salir del desempleo ni del estrés.


 
 
 
 
 
Vamos a por unos pequeños consejos para favorecer nuestros bienestar social:

  • No se convierta en un estudioso de las estadísticas de desempleo ni devore los noticieros de la noche ni los periódicos sino para buscar la sección de empleos disponibles.
  • Manténgase en contacto con las oficinas de empleo y miembros de su familia que le provean información y le den ánimo. Evite a toda costa los murciélagos emocionales.
  • Favorezca el contacto con sus amigos y antiguos compañeros de trabajo, ellos les podrán lanzar ideas nuevas para la búsqueda de empleo.
  • Evite juntarse “únicamente”  con personas en su misma situación. Evada estar comentando a cada minuto lo triste y miserable que se siente por haber perdido su empleo. Eso solo minará su terreno con frustración.

Obviamente no es el único, pero de usted depende si se mantiene en pie hasta el próximo empleo o se hunde en un mar de tiburones contaminado por el desánimo, la autocompasión y como principal detonante ¡el estrés! Usted decide.

4.- Bienestar personal

Favorece tu desarrollo emocional, personal y profesional.

Favorecer el desarrollo personal y profesional es una de las cosas que tendremos que hacer en estos momentos de búsqueda activa de empleo. Ahora tenemos el tiempo necesario para establecer nuevos planes, reciclarnos y mejorar nuestra formación y nuestras relaciones.

  •  Podemos  mejorar o ampliar nuestra formación en algún punto en el que sintamos que nuestros conocimientos hayan quedado un poco obsoletos, hoy en día nos ofrecen multitud de cursos gratuitos para desempleados. Acude a la oficina de tu servicio de empleo y pregunta por ellos.
  • Apúntate a actividades de Meditación yoga, actividades relajantes,…, en muchas asociaciones de barrio el precio es muy asequible.
  • Quizá siempre te ha gustado viajar, relacionarnos con todo tipo de gente, podríamos mejorar  y aprender algún idioma, ahora es el momento. De este modo, no sentiremos que los días pasan en balde y evitaremos que nuestra mente se centre sólo en el hecho de que no tenemos trabajo.
  • Finalmente, debemos ser conscientes de las dificultades que entraña hoy día lograr un trabajo, la situación es difícil para mucha gente, y es por ello que no debemos culparnos a nosotros mismo de no tener trabajo.

Y recuerda algo muy muy importante, nunca pierdas la sonrisa,  las ganas de estar con la gente, de relacionarte con los que tengas más cerca. Estar activo y con un pensamiento positiva nos ayudará a enfrentarnos a nuestra principal tarea: “La búsqueda de empleo” y la eliminación del estrés

Ana Isabel González
Psicóloga Salamanca y Online
629 503 409
 
"La mayor ilusiones es... seguir teniendo Ilusiones"

3 comentarios:

  1. Gracias, aunque estar sin trabajo es complicado.
    Como diceses facil acabar desmotivado y apatico, espero seguir tus consejos y mantenerme activo aunque no siempre es facil

    ResponderEliminar
  2. Muy buenos coonsejo, aunque apuntarse a la formacion, al ingles, a actividades de yoga o meditacion... todo ello implican muchos gastos, que los desempleados no nos podemos permitir

    ResponderEliminar
  3. Es cierto que estar sin trabajo son momentos duros y emocionalmente complicados. Es por eso Juatu y Esme que más que nunca debemos mantener nuestras redes activas y apoyarnos unos a otros.
    Saludos enormes y mucha suerte

    ResponderEliminar