Te animas a ordenar tu vida?

Cuando tu vida es un desorden es porque en realidad no estás llevando un buen  control sobre ella. Cuando queremos definir desorden, el diccionario no lleva en una de sus salidas a los sinónimos de:  Exceso o abuso.


Quizá pensar que en nuestra vida, todo aquello que nos sobra, aquello que no nos hace realmente falta, aquello que no nos sirve para las cosas importantes que tenemos y queremos realizar, aquello que ocupa un lugar sin más, todo aquello es desorden. 
 
Conoces esta leyenda Zen: ( te invito a leerla y reflexionar sobre ella):
 
Un famoso guerrero, va de visita a la casa de un maestro Zen. Al llegar se presenta a éste, contándole de todos los títulos y aprendizajes que ha obtenido en años de sacrificados y largos estudios.

Después de tan sesuda presentación, le explica que ha venido a verlo para que le enseñe los secretos del conocimiento Zen. 

Por toda respuesta el maestro se limita a invitarlo a sentarse y ofrecerle una taza de té. 

Aparentemente distraído, sin dar muestras de mayor preocupación, el maestro vierte té en la taza del guerrero, y continúa vertiendo té aún después de que la taza está llena.

Consternado, el guerrero le advierte al maestro que la taza ya está llena, y que el té se escurre por la mesa.
El maestro le responde con tranquilidad “Exactamente señor. Usted ya viene con la taza llena, ¿cómo podría usted aprender algo?”

Ante la expresión incrédula del guerrero el maestro enfatizó: “A menos que su taza esté vacía, no podrá aprender nada”

Poner orden vital en mi mismo es dejar espacio para algo nuevo. ( Nuevas decisiones, nuevas aventuras, nuevas ideas, nuevas relaciones, nuevos amigos, nuevas formas de pensar, de hacer...)

Todos aquellos lugares donde guardo recuerdos, antiguas cosas que usé hace más de un año, (baúles, garajes, armarios...) son paraísos del desorden, lleno de proyectos y objetos que probablemente nunca utilizaré.
 
El orden es uno de los valores indispensables para triunfar en la vida, para manejar las emociones y para controlarlas.

Proyectos que agotan mi energía vital, porque no los doy terminadas y siempre están ahí. Objetos que me dejan vagos recuerdos  de frustración e insatisfacción, por lo no acabado. 

Por tanto el desorden en mi vida son quizá:
* Aquellas tardes sentados enfrente del ordenador o de la tele mirando sin ver nada.
* Aquellos días pasados sin realizar ninguna actividad o realizando actividades que no han añadido nada a mi vida.
* Desorden ha sido y es todos aquellos proyectos pendientes en mi agenda que no los doy por empezados o bien por terminados.
*  Todas las actividades sin significado es una forma de desorden
 
Prueba a ordenar tu entorno y tu vida y aprenderás a disfrutar de cada momento, de cada paseo por la naturaleza o por el parque, de cada momentos con tus hijos, de cada instante con tu pareja, ...
 
Prueba a eliminar lo que te sobra, y a hacer nuevo espacio a aquellos proyectos y personas que de verdad te hacen la vida más agradable
 
Aprende a ordenar tu vida, a tener el control. Te sentirás mucho mejor
 
Ana Isabel González
Psicóloga, tb OnLine
629 503 409


¿TE ANIMAS A ORDENAR TU VIDA?

No hay comentarios:

Publicar un comentario